preview with gaming experience and opinion.

There have been few Battle Royale that have tried to approach the success of Fortnite and PUBG . Whether on mobile phones, consoles or PC, any glimpse of getting even minimally close to the numbers of those two giants has been resolved with timid rallies that preceded disastrous falls. There are too many fingers, those of one hand, to count exceptions like the one in Apex Legends .

In the midst of that panorama, Warzone arrives as an additional mode for those who already have Call of Duty: Modern Warfare and free-to-play for the rest. And with what would be the third attempt at a Call of Duty Battle Royale if we count the mobile version, Activision seems to have found gold.

Warzone (finally) hits the mark

In Warzone the two key elements that I needed to succeed and had not yet finished putting together come together. On the one hand, the classic gameplay of Call of Duty with a controller in your hands and everything that is presupposed in a game like this in terms of visual and sound. On the other, ” free ” and the possibility of opening up to a much wider audience, even if Modern Warfare players end up leaving to return to traditional modes.

With a map that houses 150 players, and a formidable job of differentiating some areas from others while bringing variety and realism to the whole, Call of Duty demonstrates that it does not have the need to continue depending on mouse mazes as a game setting.

Huge and labyrinthine buildings continue to use the frenzy to which their classic maps have accustomed us while, already abroad, the work of long-distance weapons is almost as satisfactory as in other rival games.

A necessary aim, yes, a stele of the bullet is missing more pronounced to control its trajectory. For the rest, we must applaud the magnificent work that is here at the playable level, mainly thanks to reusing the solid foundation of Modern Warfare .

Two very successful modes

Probablemente la sorpresa más grata que trae bajo el brazo Warzone es no limitarse a un Battle Royale. La opción está ahí, claro, pero tener a mano Plunder (Botín) es todo un acierto. Pero vayamos por partes y empecemos por el principio.

Warzone12

Va a ser difícil que alguien llegue hasta aquí sin saber en qué consiste la moda del Battle Royale, pero por si las moscas ahí va un resumen rápido. Los 150 jugadores caen en una enorme zona en la que deben rapiñar objetos y armas para conseguir ser el último en quedar en pie.

Distintos círculos van cercando a los jugadores para que se encuentren entre ellos y la partida sea más amena, fomentando así que el movimiento entre una zona y otra sea constante y que los camperos no se amontonen por las esquinas.

Los habrá, como en cualquier Battle Royale y como en cualquier Call of Duty, pero el mapa es tan grande y los peligros vienen de tantos sitios a la vez, que ni escondiéndose de la mejor forma posible conseguirán durar mucho. Los perceptibles reflejos en las miras de los francotiradores y escaneos del mapa en forma de gadgets o UAV son más que suficientes para que, si andas con ojo, no tengas que sufrirlos demasiado.

La fórmula Call of Duty

Justo en eso último es donde Call of Duty intenta retorcer un poco más la fórmula del género. Acierta mucho más de lo que creía al integrar la posibilidad de comprar rachas de bajas, mejoras y clases predefinidas antes de saltar al mapa. Ventajas, al fin y al cabo, que podrán aprovechar aquellos que jueguen de forma más agresiva y apuesten por la exploración, fomentando aún más que la gente se mueva de aquí para allá.

Warzone11

Su último acierto en ese sentido está en los contratos. Distintas misiones dentro de la propia partida que nos permitirán ganar premios como dinero o equipamiento mientras aportan pequeños retos para darle vidilla a los momentos aburridos característicos del género. Buscando ese premio es fácil que varios grupos se arrinconen en una misma zona dando lugar a épicos tiroteos y, de paso, haciendo menos probable que te pases media partida de aquí para allá sin cruzarte con nadie.

Otra de los grandes cambios que propone está en el respawn. Caído en combate tienes hasta cuatro oportunidades para volver a la partida. O te curan antes de morir definitivamente, o te curas tú gracias a un kit que hayas comprado o recogido por ahí.

Si nada de eso ocurre vas de cabeza al Gulag, una cárcel en la que deberás medirte en un duelo 1vs1 contra otro jugador en tu misma situación. Si pierdes, el equipo tendrá la oportunidad de revivirte pagando una jugosa cantidad.

La idea funciona a las mil maravillas y resulta crucial para no tener que depender única y exclusivamente de la bondad de tus compañeros. Ganar el 1vs1 te garantiza el respawn incluso si tu equipo pasa olímpicamente de tu muerte y el combate dentro del Gulag es un momento de tensión muy bien medido.

Call of Duty: The Division Hardline

Saltamos a Plunder, el otro modo que incluye Warzone. Aquí la idea se queda más cerca de lo que veríamos en un Battlefield sin vehículos -me he acordado muchísimo de Hardline– que del Call of Duty habitual o del género de la isla y los círculos que se cierran.

Agb Wz 0309 Vehicles

Con respawn infinito, la clave está en conseguir el mayor botín posible a base recoger el que está tirado por ahí, completar contratos matar enemigos para robarles lo que ellos han rapiñado. Si caes en combate, reapareces en el cielo cerca de la posición de tus compañeros y vuelta a empezar hasta que el crono llegue a su fin.

Para salvar el dinero ganado y ganar la partida cuentas con dos opciones, un globo al estilo Fulton en el que guardar tu dinero para que salga volando o un sistema que recuerda muchísimo, y para bien, a la Zona Oscura de The Division.

Como allí, distintos helipuertos permitirán guardar tu botín en una bolsa que el helicóptero en cuestión se acabará llevando. Y como allí también, la zona estará plagada de enemigos intentando evitar que lo consigas para poder robarte lo que llevas.

A esa concentración de enemigos que se anuncia a bombo y platillo se le suma el marcaje en el mapa de los tres mejores equipos del momento, provocando auténticas batallas campales en las que aguantar entre los tres primeros resulta complicadísimo. Un añadido divertidísimo.

Buenas ideas y todo lo necesario para mantenerse arriba

Con ideas como la del Gulag, la posibilidad de utilizar el paracaídas siempre que quieras, la facilidad al lootear -tan simple como pasar por encima-, o un precalentamiento para cada partida en la que las armas sí hacen daño y puede convertirse en un festival de risas, Warzone demuestra que, esta vez sí, Activision le ha dado más de una y dos vueltas a cómo integrar un Battle Royale.

Agb Wz Launch 007

Sólo las coñas y el buen gusto con los memes separan su Pase de Batalla del que ofrece Fortnite, pero como ya ocurre con el juego de Epic Games puedo imaginarme a gente invirtiendo los 10 euros iniciales y luego vivendo de los puntos que se ganan con él para mantenerse varias temporadas sin volver a pagar.

His proposal is more or less fun for you, and it is to a great extent if you are fond of the genre – what is undeniable is that everything that surrounds Warzone gives the feeling of being very well thought out. But as has been shown more than once, coming up with a good idea is easy. The really difficult thing is to maintain it over time.

It remains to be seen what plans Activision has here. Warzone makes more sense as a mode that jumps from one Call of Duty to another, but who knows if we will lose everything we have gained during these seasons when the next attempt accompanies the annual delivery that plays. We will see. Until then, I think that in Fortnite they will not see me with the same assiduity in a good season.

Nazim

Nazim is our senior editor. His initial top priority is the web content contains packed with beneficial matter in it. Which helps the visitors in getting, what they truly need off. In spare time he is hectic in developing some good material for our viewers.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *